Videos

Los mejores gamers, en un mismo lugar
Feb 05
2020
La primera película de Robert Downey, Jr. luego de su papel de Tony Stark - también conocido como Iron Man, en el Universo Cinematográfico de Marvel, desafortunadamente no tuvo un buen desempeño en La primera película de Robert Downey, Jr. luego de su papel de Tony Stark - también conocido como Iron Man, en el Universo Cinematográfico de Marvel, desafortunadamente no tuvo un buen desempeño en la taquilla.

De hecho, Dolittle, una nueva versión del clásico personaje infantil que habla con los animales, se perfila como uno de los peores fracasos del 2020, y eso que estamos en enero. Luego de cuatro días de estar en los cines, recaudó la pequeña suma de 60 millones de dólares en todo el mundo, y aunque ese ingreso podría ser respetable para un estreno de enero, a Dolittle tenía que irle mucho, mucho mejor para compensar sus gastos. Su presupuesto fue de unos jugosos 175 millones de dólares, y por razones que explicaremos en este video, es muy probable que la película no logre cubrir esos costos.

Por su elenco, la película aparentaba que iba a tener todo el éxito. Sólo piénsalo: Downey en el papel principal, y un reparto que incluye a Rami Malek, Octavia Spencer y Tom Holland, quienes hicieron de todos esos adorables animales. Además, fue escrita y dirigida por el ganador del Oscar, Stephen Gaghan. Entonces, ¿por qué Dolittle fracasó en la taquilla?

Los primeros síntomas llegaron cuando Dolittle, tras sus primeras pruebas, necesitó refilmaciones, tras una intensa sesión de rodaje en Universal. Para conectar con las familias y el público extranjero, el estudio decidió que la película necesitaba más animales que hablaran, más comedia y, según lo que dicen los críticos, muchos muchos chistes sobre gases.

Por razones no reveladas, Gaghan no regresó para las nuevas filmaciones. En su lugar, el estudio recurrió a Chris McKay y Jonathan Liebesman para rodar las nuevas escenas, lo que sin duda elevó el presupuesto final de la película, muy por encima de los 200 millones de dólares. Estas regrabaciones no sólo elevaron el presupuesto a la estratósfera, sino que también retrasaron el estreno nueve meses y presagiaron un hecho preocupante: Universal no estaba seguro a qué público estaría enfocada la película.

No nos malinterpretes: Gaghan es un excelente escritor y director, pero el hecho de que lo contrataran para Dolittle sólo prueba que fue una película concebida sin un público claro en mente. Los trabajos anteriores del director ni siquiera se acercaron al ámbito familiar. Sus películas mayormente son dramas serios, como Havoc, Traffic y Syriana.

Y su versión de la película aparentemente no convenció a los ejecutivos de Universal, y es por eso que intentaron corregir sus decisiones trayendo a McKay y Liebesman para incluir más boberías, lo cual fue un completo error. El tono de la película cambió por completo, y se describió como “una gran aventura para los adultos, con chistes de gases y popo para niños.” Finalmente, no logró ganarse a ninguno de los dos públicos.

Y para empeorar las cosas, la película se estrenó en enero, un mes que normalmente sirve como vertedero de películas que los estudios saben que nadie quiere ver. Esto, junto con su problemática historia de producción, hizo que los críticos lo sospecharan antes de poner un pie en el cine. Y una vez que lo hicieron, esas sospechas se confirmaron.

La falta de crítica no siempre es un factor determinante para las películas, pero en lo que respecta a Dolittle, es difícil argumentar que las críticas no tuvieron algo que ver. No sólo no fueron amables, sino que fueron brutales. Scott Tobias de NPR escribió:

"Dolittle no es una película. Dolittle es una escena del crimen que necesita análisis forense. Algo sucedió aquí. Algo terrible. Algo inexplicable. [...] Esta película fue apuñalada varias veces, y sólo un examen minucioso entre bastidores podría determinar quién fue el responsable."

A ver, para poner las cosas en perspectiva, basta con considerar que, hasta el momento, Dolittle cuenta con un 16% en Rotten Tomatoes; siendo que Cats, una película considerada “un fiasco increíblemente mal concebido”, actualmente cuenta con un 20%.

Por otro lado, Si Dolittle no hubiera tenido competencia, tal vez el daño hubiera sido menor. Pero para agravar los innumerables problemas, tuvo la desgracia de estrenarse junto con una exitosa película de franquicia.

Tanto Bad Boys como Bad Boys II, protagonizadas por Will Smith y Martin Lawrence, son una obra de arte, y ya han pasado casi 17 años desde el estreno de la última película. Pero Bad Boys for Life, la cual estuvo en desarrollo por años y se hizo sin la participación del director de la franquicia, Michael Bay, llegó a tener críticas sorprendentemente buenas. Además, tuvo un impresionante marketing que atrajo a todos los fans a las salas del cine. La película, con un presupuesto modesto, ya ha recaudado más de 100 millones de dólares, lo cual la hace la segunda mejor película de toda la historia de los fines de semana del Día de Martin Luther King.

#Dolittle #BoxOffice

Lee El Artículo Completo (En Inglés): https://www.looper.com/184253/why-dolittle-bombed-at-the-box-office/